miércoles, 5 de noviembre de 2014

Thermomix: bambas o cristinas de nata

Unos bollitos deliciosos, con nata escpectaculares. Yo no los rellené todos, congelé unos pocos y los fuí usando para desayunar o merendar con mermelada.



BAMBAS O CRISTINAS DE NATA
INGREDIENTES:
Para la masa madre:
- 130 gr. de harina de fuerza
- 25 gr. de levadura prensada fresca de panadería
- 80 gr. de agua

Para la masa:
- 200 gr. de harina de fuerza
- 200 gr. de harina de repostería
- 100 gr. de azúcar
- 30 gr. de miel
- 120 gr. de agua
- 2 huevos grandes (L)
- una pizca de sal
- 75 gr. de mantequilla a temperatura ambiente y en trozos

Para la nata montada:
- 700 gr. de nata para montar (con 35% m.g.), muy fría
- 50 gr. de queso Philadelphia frío
- 100 gr. de azúcar

Para decorar:
- 2 cucharadas de azúcar glas

PREPARACIÓN:
Masa madre:
En el vaso de la Thermomix ponemos los ingredientes de la masa madre y programamos 15 segundos, a velocidad 4.
Hacemos una bola con la masa y la ponemos en un bol cubierta con agua templada. Dejamos que repose durante 10-15 minutos o hasta que la bola flote.

Masa:
Sin lavar el vaso, ponemos la harina de fuerza, la harina de repostería, el azúcar, la miel, el agua los huevos, la sal y, por último, la masa madre. Programamos 30 segundos, a velocidad 6.
Sobre la tapa del vaso ponemos un bol, pulsamos la tecla “balanza” y echamos la mantequilla a temperatura ambiente y en trozos, hasta que pese 75 gr. Retiramos del vaso.
Programamos 4 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga y por el bocal vamos echando, poco a poco, la mantequilla en trozos.
Dejamos reposar la masa dentro del vaso durante 1-2 horas o hasta que se salga por el bocal (para suba antes, abrigamos la Thermomix con una manta).
Metemos la masa que se ha salido por el bocal dentro del vaso y programamos 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga.
La ponemos sobre la encimera espolvoreada con harina. Es una masa pegajosa y para poder trabajarla también tenemos que espolvorear harina por encima. La partimos en trozos de entre 80 y 100 gr. cada uno. Hacemos bolas (si se nos pega a las manos, espolvoreamos con harina) y las ponemos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear (bien separadas entre sí porque doblan su volumen; yo 4 en cada bandeja), las aplastamos ligeramente con la palma de la mano para que tengan forma achatada y metemos dentro del horno apagado. Dejamos que reposen durante 2 horas.
Precalentamos el horno a 180º.
Cuando hayan doblado su volumen, las horneamos durante 15 minutos, a 180º.
Sacamos del horno y dejamos que enfríen completamente sobre una rejilla.

Nata montada:
Ponemos el azúcar en el vaso limpio y seco y la pulverizamos durante 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Retiramos del vaso y reservamos en un bol.
Sin lavar el vaso, colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos la nata y el queso Philadelphia. Programamos a velocidad 3½, sin programar tiempo, hasta que veamos por el bocal que está montada.
Retiramos la mariposa de las cuchillas, añadimos el azúcar glas y mezclamos con la espátula, mediante movimientos envolventes.

Montaje:
Vertemos la nata montada en una manga pastelera con boquilla rizada.
Cuando las bambas estén completamente frías, las abrimos por la mitad con un cuchillo de sierra y rellenamos con la nata montada.
Espolvoreamos azúcar glas por encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario